23 Consejos para Ahorrar Dinero Rápido (en Casa y Vida)

By gonzalo Alvarez
In junio 7, 2017
On Tips
52 Views

Siempre he sido un ahorrador nato, desde que era un niño me han enseñado métodos para aprender a ahorrar y sigo practicándolos. Gastar menos no es ser tacaño, es ser inteligente si has guardado el dinero necesario para gastarlo en cosas y experiencias valiosas.

En este post te enseñaré cómo ahorrar dinero rápido en casa, en tu empresa y en tu vida general con más de 20 consejos, trucos, técnicas y tips que he ido aprendiendo, además de otras ideas que he encontrado. Podrás ver resultados en un día, aun más en un mes y grandes resultados en un año

Si aplicas una estrategia paso a paso, si practicas un buen plan personal de ahorro desde hoy, podrás lograr en poco tiempo economizar tu dinero. Te servirán ya seas estudiante, padre, madre, director de una empresa, niño o una persona jubilada.

Te enseñaré también formas fáciles para ahorrar desde casa y para todos esos gastos que tienes y que probablemente puedes evitar. Son maneras de dejar de gastar que son sencillas de aplicar desde que termines de leer este artículo. Con este plan podrás ahorrar en:

  • Hogar.
  • Electricidad y energía en general (calefacción, electrodomésticos…).
  • Comida.
  • Bancos.
  • En el coche/auto.
  • Mucho más…

¿Por qué ahorrar? ¿Para qué sirve? Algunos dicen que el dinero esta para gastarlo, y es cierto, aunque merece la pena gastarlo en cosas o experiencias valiosas. El problema con gastar dinero en cosas innecesarias es que cuando lo necesites para cosas verdaderamente necesarias, es posible que no tengas el suficiente.

Por ejemplo, en mi caso, no compro mucha ropa, no gasto en cubatas (de vez en cuando una cerveza si) y no me compro las últimas tecnologías, como el último Iphone, tablet o televisión (he tenido un samsung galaxy durante 3 años que me ha permitido hacer de todo).

Sin embargo, utilizar métodos para ahorrar me ha permitido poder hacer otras cosas menos comunes, la más importante viajar. A los 15 años me gasté 200 euros que tenía ahorrados para ir a Alemania, más adelante otro tanto para ir a Italia, luego a otros países.

Por otra parte, nunca me privo de pagar gimnasio, snowboard, gastar gasolina o en clases de baile. También me ha permitido comprar talleres o cursos para mi formación bastante caros. Y algo que puede llegar a marcar una diferencia; prestar bastante dinero a mi familia para que no tengan que comprar a crédito y que el banco se lleve su dinero.

Esas son solo algunas de las ventajas de no gastar dinero en cosas innecesarias. Si eres inteligente, te resistirás a gastar y guardarás el dinero para gastarlo en lo que realmente te hará feliz, en cosas que suelen ser caras pero que merecen la pena.

También es recomendable que tengas un “colchón” por si llega a ocurrir algo que no esperabas y que te haga gastar una importante cantidad, como una enfermedad, accidente, daños en tu casa, del coche…

¿No tienes el hábito de ahorrar?

Si no estas acostumbrado a ahorrar, al principio te va a costar renunciar a esos pequeños “lujos”.

Pero si te das cuenta, esa copa de 5 euros un sábado no te va a dar felicidad, ni el último modelo de smartphone, ni un nuevo coche. Lo que da la felicidad son las experiencias; viajar, hacer deporte, bailar, conocer gente…

  • Qué no te hace feliz: comprar un smartphone, comprar una televisión, comprarte ropa si ya tienes mucha…
  • Qué te hace feliz: viajar, practicar deporte, cantar, bailar, leer, ir al cine, jugar, hablar con tus amigos, salir de marcha…

Únete a los que se han cansado de regalar dinero y gástalo solo en lo que te hace feliz.

Para hacerlo rápido, tendrás que eliminar aquellos gastos que no son regulares, que no son necesarios y con los que puedes vivir perfectamente y ser feliz.

Gastos que pueden ser eliminados:

  • Regalos.
  • Viajes.
  • Ropa.
  • Vitaminas, suplementos nutricionales no necesarios para tu salud.
  • Productos para uñas, pelo o maquillajes.
  • Revistas.
  • Periódicos.
  • Gasolina si puedes ir andando o en bici a los lugares.

Gastos que no puedes eliminar (pero en los que cambiando hábitos puedes ahorrar):

  • Comida.
  • Teléfono.
  • Transporte.
  • Productos de higiene no fundamentales (gomina, perfumes, maquillaje…).
  • Entretenimiento: salir, gimnasio, cursos…
  • Facturas de la casa, coche…
  • Seguros.

También te enseñaré algunas técnicas que aunque una vez conocidas resultaban “lógicas”, la mayoría de la gente no practica.

25 Consejos, técnicas y tips para ahorrar dinero


1-No uses tarjeta

El simple uso de la tarjeta hace que sea mucho más sencillo gastar.

Si llevas dinero en efectivo sentirás que pierdes algo, lo tendrás en la mano y te costará más.

2-Mete en un sobre el dinero que gastarás en un mes

Esto es un hábito que da muy buenos resultados. Si sabes lo que has gastado los meses previos, podrás hacer un calculo aproximado de lo que gastarás el próximo.

Mete en un sobre esa cantidad de dinero y ve sacándolo a medida que lo necesites. No uses tarjeta.

Junto a la anterior, es una técnica que suele usarse para personas que tienen problemas de impulsividad a la hora de comprar y que funciona muy bien.

3-Cambia de banco

Hay bancos que dan mejor interés y también que no te cobran tasas por mantener la cuenta abierta o por la tarjeta de crédito.

No estés en un mismo banco porque lleves ya años y tengas confianza en ellos. Infórmate, busca opiniones y si encuentras un banco de calidad y con mejores condiciones cámbiate.

No voy a mencionar nombres, pero en la actualidad hay bancos que no cobran tasas por tener tu cuenta ni por usar tarjetas. Además dan más dinero por intereses. Esto puede suponer varios cientos de euros de ahorro cada año.

Por cierto, después de lo que ha pasado en España, ten mucho más cuidado con las condiciones que firmas.

4-Apunta lo que gastas

Este hábito es muy importante.

Si apuntas en una hoja que cuelgues en el frigorífico (o en un lugar donde lo veas a diario) lo que gastas cada día, serás consciente del dinero innecesario que gastas.

Es muy sencillo salir y tomar una cerveza, luego ir y llevarse una camiseta, luego la gasolina. Al final no sabes lo que has gastado, pero si lo anotas, impedirás volver a cometer los mismos fallos.

5-No compres cosas innecesarias

Hay una frase de Warren Buffet que dice algo así: Si antes de verlo no lo necesitabas, no lo necesitas.

Si sales de tu casa sin voluntad de comprar, pasas por casualidad por una tienda y te surge en tu mente esta idea “lo necesito”, probablemente sea un capricho.

¿Cuánta ropa y cosas tienes en tu casa que no usas?

En una ocasión fui al Ikea con mi madre y compró ¡un apoyo para poner la plancha en la pared! Yo le insistí que podíamos sobrevivir perfectamente sin eso, que nuestra vida seguiría adelante, pero al final lo compró… El apoyo sigue metido en un armario porque nadie lo llegó a usar ni poner en la pared.

6-Acostúmbrate a comparar

Nunca compres algo caro sin haber comparado precios. Las diferencias entre un establecimiento y otro pueden ser sorprendentes y te harán ahorrar mucho.

No tienes porque ir trasladándote de una tienda a otra. Hoy en día con internet puedes comparar cientos de comercios en muy poco tiempo. Si tienes que ir a la misma tienda también te aconsejo que lo hagas.

7-Compra en diferentes supermercados y anota tus gastos

Una técnica muy buena es ir cada año a tres supermercados distintos, comprar lo que sueles comprar y calcular los gastos. Es decir la semana 1 vas al supermercado 1, te llevas tu compra de siempre y calculas los gastos. Lo mismo con el super 2 y 3. En la semana 3 podrás comprobar en cuál has gastado menos.

Normalmente suele ser de 10-20 euros (o en la moneda de tu país), pero si vas a comprar semanalmente, la diferencia puede ser de 40 euros al mes, es decir 480 euros o más al año.

8-Aprende la regla de los 15 días

Se trata de que esperes 15 días antes de comprar algo que “consideras necesario”.

Muchas compras son por impulso; ves el servicio o producto, te viene a la mente el pensamiento de “lo necesito” y vas y lo compras.

Intenta ser consciente de ese proceso, pregúntate si realmente lo necesitas o si puedes esperar y espera 15 días.

9-Apúntate a los programas de recompensas

Hay tiendas, gasolineras o cualquier otro servicio que tienen programas con los que vas acumulando puntos y estos te dan regalos o te permiten gastar los puntos en lo que quieras.

Si por ejemplo gastas 10 euros de gasolina al día, cada euro te da un punto y una recarga de gasolina cuesta 100 puntos, estarás teniendo 3 días de gasolina “gratis” al mes.

10-Haz tus propios regalo

No es algo sencillo si no sabes hacer manualidades, pero es una opción muy interesante si quieres evitar comprar cosas caras y que no sabes si se llegaran a usar.

Además, personalmente creo que es mucho más original algo realizado por uno mismo y demuestra más interés en la otra persona.

11-Cuando vayas al supermercado haz una lista y come antes

En los supermercados se compran muchos productos insaludables y que además te hacen gastar más.

Si vas al supermercado tras haber comido, no tendrás apetito y no pondrás en el carro productos como chocolatinas o patatas fritas que no son esenciales para tu alimentación.

Si has hecho una lista antes, sabrás lo que es verdaderamente necesario y no comprarás tonterías que no necesitas y que te harán engordar.

12-Come en tu casa

La vida social es muy importante y es recomendable que salgas a hacer deporte, a algún acontecimiento, a un parque, a pasear, etc.

Pero si quieres ahorrar más, una muy buena opción es comer en tu casa y luego salir.

Si sales sin pensar esto, puede que te entre el hambre y luego gastes en un helado, una perrito caliente o cualquier otro capricho.

13-Deshazte de todo lo innecesario

En realidad esto es más bien ganar dinero, pero al fin y al cabo te hará mejorar tu bienestar económico.

Seguro que tienes en tu casa libros, ropa o electrodomésticos que no usas. Búscalos y ponlos a la venta, puede que no te saques mucho. El beneficio que le saques dependerá de la cantidad de cosas que vendas y de su valor. Puede que incluso tengas algo antiguo que valga mucho.

Hoy en día existen muchas plataformas para vender en internet cosas de segunda mano, tanto en Europa como en Latinoamérica.

14-Usa la bicicleta o camina

El medio de transporte más económico, saludable y que respeta el medio ambiente es la bicicleta.

Además, en mi humilde opinión es mucho más cómoda que tener que esperar atascos o tener que esperar al autobus que a veces tanto se retrasa.

Si tienes el trabajo a varios kilómetros, no tendrás más remedio que usar el coche o el transporte público pero si estas cerca, piensa en comprarte una bici o en caminar.

15-Abandona los hábitos caros e insaludables

Es increíble lo caro que ha llegado a costar el tabaco y el alcohol. Además de ser muy caros, son insaludables y pagas impuestos por ellos.

Son hábitos que solo disminuyen tu capacidad económica y hacen empeorar tu salud. Con el mismo tabaco, si fumas un paquete cada dos días es 60 euros al mes y 720 euros al año (si el paquete cuesta 4 euros aproximadamente). Serían 120 euros al mes y 1440 euros si fumas un paquete al día.

Ten en cuenta también esto: tu salud es lo que más valor tiene y el tabaco o el alcohol la disminuyen. Por otra parte, cuidar de tu salud puede resultar muy caro en determinados casos, por lo que esos hábitos tienen un posible coste adicional.

16-Come menos

Este consejo sería aplicable si tienes problemas de peso o quieres adelgazar.

A veces la gente come sin hambre y es una de las causas de ganar peso. Hoy en día hay millones de personas obesas en el mundo y la principal causa es el sedentarismo.

17-Apaga luces y electrodomésticos

Acuérdate de apagar los electrodomésticos cuando no estés en casa y si los dejas enchufados asegúrate de que no estén gastando luz.

Dejar las luces “stand-by” encendidas te puede suponer un coste adicional de 600 euros anuales.

18-Instala luces LED

Las luces LED son buenas para el medio ambiente porque no contaminan y gastan poca energía.

Son más caras de adquirir (cuestan de 4-10 euros) pero con el tiempo amortizarás esa cantidad de sobra.

19-Compra productos que te produzcan el mínimo coste

Con esto no quiero decir los productos más baratos, sino los que:

  • Consumen menos energía: si un televisor barato te hace gastar 1 euro la hora y otro caro 0,50 euros la hora, a la larga te saldrá más barato el televisor caro.
  • Que no se rompan y tengan garantía: no te va a servir de nada comprar un ordenador portatil muy económico si luego se va a romper o no tiene garantía. Al final te tendrás que comprar otro y te gastarás más que si hubieras comprado algo bueno.

Ojo, de calidad no significa que sea caro. Algo puede costar mucho dinero y ser malo. Al igual que algo económico puede resultar de muy buena calidad.

Investiga siempre y compara. Para ver opiniones, tienes plataformas como amazon o ciao en las que sabrás las experiencias que otras personas han tenido con algún producto.

20-No esperes a que se rompan las cosas

Si por ejemplo mantienes en buen estado tu coche, no tendrás que hacer grandes reparaciones que te cuesten un dineral.

Más vale que te gastes el dinero en una revisión anual y en la que te tengan que hacer una pequeña reparación que esperar a que algo se rompa y tengas que hacer un gran gasto.

21-No compres por quitarte del estrés

Conozco perfectamente esa sensación de “me voy comprar esto porque he pasado un mal día…”

En realidad es absurdo, porque no por comprar algo vas a ser más feliz. Para aliviar un mal día te vasta con dar un paseo o visitar a un familiar o amigo. O tomarte una cerveza de un euro.

No es necesario que les regales tus cuartos a las grandes compañías porque te sientes mal.

22-Siempre revisa tus gastos

Hoy en día lo puedes hacer online. Casi todos los bancos tienen sistemas virtuales para ver tus cuentas.

Si las revisas al menos una vez al mes estarás evitando pagos indebidos, gastos que se te olvidaban o incluso “errores del banco”.

Yo mismo tuve que pagar 180 euros a un banco al que rescatamos todos los españoles por eliminar demasiado tarde mi cuenta. No la revisé durante mucha cuenta y me estuvieron cobrando mensualmente unas tasas.

23-Compra ropa de invierno en verano y de verano en invierno

La ropa de temporada es mucho más cara.

Si compras en verano la ropa que usarás el próximo invierno te ahorrarás muchísimo dinero, porque las ponen muy económicas.

Y son diseños que son muy parecidos por no decir iguales a los que te encontrarás “de temporada”.

24-Haz una lista de prioridades

Si tienes tantos gastos que no sabes por donde empezar, toma un papel y bolígrafo y haz una lista de prioridades.

Serás consciente de qué es lo más importante y podrás eliminar gastos que no son esenciales.

 

Visitá grupomaule.com y empezá a ahorrar

Fuente: lifeder.com

Leave A Comment